¿RSE obligatoria? Sí pero no.

17/01/2014 at 21:10

La Responsabilidad y Sostenibilidad Empresarial (RSE) es un concepto poliédrico y transversal que no se deja definir ni constreñir fácilmente. Por esta razón, cualquier intento de introducir una RSE obligatoria será vano y limitante. Y lo será porque, automáticamente, surgirán las siguientes preguntas:

  • ¿Qué parte de la RSE se quiere obligar?
  • ¿Qué parte será voluntaria?
  • ¿Hasta dónde llegará la obligatoriedad?
  • ¿Qué grado de voluntariedad sería aceptable?

¿RSE obligatoria? Para unos aspectos sí, para otros no; para algunas empresas sí, para otras no; y más vale promover que forzar.

Algunos aspectos de la RSE sí que deberían ser obligatorios

Hay facetas de la RSE que sí que se prestan a regulación y que, de hecho, ya están siendo reguladas. Una de ellas es la necesidad de que las empresas rindan cuentas ante sus grupos de interés, especialmente aquéllas que, por su tamaño o su importancia, son esenciales para el funcionamiento de la economía en su conjunto.

Otras, como la igualdad de género o la inclusión de minorías, ya están siendo contempladas en la legislación debido a la demanda social.

Hay una parte muy importante de la RSE que, a pesar de ser crucial, debe estar en manos de la empresa, y es el modelo de negocio que escoge, y si éste es sostenible o no lo es. Es una decisión intrínsecamente empresarial que no debe ser legislada.

Otros aspectos accesorios a la estrategia de sostenibilidad, como la acción social, deben ser a discreción de la empresa, siendo ésta la que decida la extensión de los mismos y el enfoque estratégico que desea darles.

Pero no para todas las empresas

  • Las Pymes no pueden soportar la presión de más regulación, sobre todo teniendo en cuenta que muchas de ellas ya tienen la exigencia de empresas-clientes más grandes que les imponen auditorías y otros procedimientos complejos para los que, a menudo, no encuentran apoyo.
  • Las empresas grandes, sobre todo aquellas que son consideradas sistémicas, deben ser especialmente cuidadosas y responsables. A menudo no lo son lo suficiente por lo que, en estos casos, sí que es lógico demandar obligatoriedad en algunos aspectos de su estrategia de sostenibilidad (rendición de cuentas, gestión sostenible de su cadena de suministro, etc.)
  • Las empresas públicas deben ser ejemplo de responsabilidad y sostenibilidad, y ya existen marcos legales que les exigen requisitos en materias de aprovisionamiento, rendición de cuentas, igualdad de género, etc.

Promover en vez de obligar

En algunos casos, los grupos de interés le piden al legislador que transforme en requisito legal aquello que, en un principio, era responsabilidad social (integración de discapacitados, por ejemplo). Sin embargo, en gran parte de las ocasiones, no se trata de obligar a ser responsable y sostenible, sino de:

  • Apoyar a las pymes que desean adoptar una estrategia de sostenibilidad, creando marcos de referencia y sistemas de promoción efectiva de la sostenibilidad empresarial.
  • Recompensar los comportamientos responsables y desanimar aquéllos que no lo son.
  • Estimular, a través de las compras públicas, las actividades de empresas que puedan demostrar una gestión sostenible de sus recursos, su cadena de suministro, además de una integración de la RSE en sus actividades.
  • Desarrollar las herramientas y los marcos necesarios para ayudar, no sólo a emprendedores y startups, sino también a empresas ya existentes, a desarrollar modelos de negocio sostenibles.

Para terminar, un último comentario. Todos sabemos que la RSE es ir más allá del mínimo que requiere la ley; es cruzar la línea que separa un modelo de negocio de otro bien distinto, y ésa es una decisión que debe tomar el empresario (por mucho que uno piense que la sostenibilidad es el camino adecuado). Una RSE forzada ya no es responsabilidad sino mero cumplimiento de la ley.

Anuncios

Entry filed under: Sin categoría.

Sostenibilidad es sencillez es felicidad Un Código Deontológico para Consultores en RSC


Juan Villamayor

Consultor en Responsabilidad y Sostenibilidad Empresarial (RSE). Economista y MBA radicado en Barcelona, con un perfil eminentemente internacional.

Es posible generar más valor mientras se aplican principios éticos. Al final todos salen beneficiados: las empresas, la sociedad y el medio ambiente. Eso es lo que yo llamo "Negocios Con Sentido Común".

Página web de Juan

Feeds

Introduzca su dirección de email para suscribirse a este blog y recibir notificaciones por email cada vez que se publique un nuevo artículo.

Únete a otros 3.702 seguidores

Juan Villamayor en Twitter

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

Artículos anteriores


A %d blogueros les gusta esto: